en mi cajón de sastre
bolsitas reutilizables de Squiz
maternidad

Merendamos con las bolsitas reutilizables de Squiz

Desde hace unas semanas los ñajos esperan la hora de la merienda como agua de mayo, y es que les encanta tomar sus yogures, purés o batidos en las bolsitas reutilizables de Squiz. Seguro que por el nombre no sabes a qué bolsitas me refiero, pero si te digo que son las bolsitas que los peques aprietan para comer a que sí sabes cuáles son, ¿verdad?

Las bolsitas reutilizables de Squiz son geniales para llevar el almuerzo o la merienda de nuestros peques y que contengan lo que nosotros queremos. Las más cocinillas, que se animan a preparar meriendas caseras, pueden hacer purés de frutas, postres lácteos naturales con fruta y otras mil opciones, asegurándose de esta manera qué comen sus hijos.

Para quienes últimamente vamos con las horas del día muy justas pues podemos introducir un postre lácteo sin sufrir las consecuencias de olvidar meter en la bolsa de la merienda una cuchara o lo que es peor no recordar traerla de vuelta. Y es que, ¿cuántas veces se te ha olvidado la cucharilla en la cafetería donde hemos merendado? ¿O cuántas veces los niños la han tirado a la papelera junto al yogur? En nuestro caso muchas. Vamos, que los señores de Ikea están encantados con nosotros porque cada dos por tres compramos cucharillas de postre.

¿Cómo funcionan las bolsitas reutilizables de Squiz?

Las bolsitas tienen una apertura en la parte inferior, por la que introducimos el alimento y por donde la limpiamos. Esta apertura se cierra gracias al sistema zip que impide que el alimento se salga, por lo que podemos llevarlo en el bolso sin problema. Cuando nuestro peque se haya terminado la comida, la lavamos bien, dejamos que seque y volvemos a llenar.

A mis peques les encantan merendar en ellas, les resulta muy divertido y les encantan sus diseños (a mí los de Sophie me chiflan).

bolsitas reutilizables de Squiz

bolsitas reutilizables de Squiz

¿Por qué me gustan las bolsitas reutilizables de Squiz?

  • Son ecológicas. Las podemos reutilizar más o menos 50 veces y de esta forma evitamos emplear otros envases similares de un solo uso.
  • Fomenta la autonomía del niño. Gracias a ellas almuerzan o meriendan solos, sin ayuda de un adulto.
  • Se lavan fácilmente. Las podemos limpiar con el cepillo de enjuagar los biberones.
  • Son seguras porque están libres de BPA (Bisfenol A), eftalatos, PVC, plomo y otras sustancias nocivas para la salud de los peques.
  • Hay dos tamaños. Me encanta que tengan dos medidas (90 ml y 130 ml), ya que no es lo mismo preparar el alimento para un niño de 10 meses que para un peque de 3 años. De esta forma preparas la cantidad de alimento en función de sus necesidades. Y es que las bolsitas reutilizables de Squiz son aptas a partir de los 4-6 meses.
  • Se pueden guardar en el frigorífico o en el congelador. Esto me parece genial porque puedes introducir el alimento después de prepararlo y congelarlo, así ya tienes preparada la ración de tu ñajo.
  • Creado por una mamá emprendedora. Este producto ha sido idea de una matrona que además es mamá de cinco niños.

¿Qué te parecen estas bolsas como alternativa para llevar el almuerzo o la merienda? ¿Conocías las bolsitas reutilizables de Squiz? ¿Qué meterías dentro? ¡Cuéntame!

You Might Also Like...

1 Comment

  • Reply
    dezazu
    23 diciembre, 2017 at 4:09 pm

    Me ha gustadomucho el producto es muy interesante!!besos

  • Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies