en mi cajón de sastre
mamá runner
mi cajón de sastre

Nace una mamá runner, ¿quieres saber el porqué?

Tienes delante de ti una nueva mamá runner. ¿Quieres saber el porqué? Porque hacía muchos, pero que muchos meses que era incapaz de correr más de 15 minutos seguidos. Varios años que no corría cinco kilómetros. Pero, muchos, muchos años que no lo hacía a este ritmo. Y mucho más tiempo aún que no tenía ilusión y que el cuerpo no me pedía salir a correr. A todo esto hay que sumarle que hacía mucho tiempo que no disfrutaba durante los minutos de soledad de la carrera. Sé que puedo mejorar mucho, no sé si lo conseguiré, pero sí sé que no está todo hecho y hay mucho trabajo por delante. A esto yo lo llamo ilusión y por este motivo creo que ha nacido una mamá runner.

Este deporte no es nuevo para mí. He corrido en la adolescencia, de hecho recuerdo levantarme temprano para salir a correr con mi padre, he corrido en la juventud, y volví a retomarlo en los dos postpartos. En el de la ratona aguanté poco tiempo. No me encontraba motivada, me notaba pesada, lenta y sin ilusión. En el del #pequeñoM decidí ponerme las pilas con el libro ‘Running para perezosas’ y te lo empecé a contar aquí  y aquí pero mi suelo pélvico me dio un toque de atención y tuve que suspender mis planes por salud.

El pasado mes de septiembre la fisio me dio carta blanca y me dejó retomar el running. Me apunté al reto de Madresfera para lograr correr la san Silvestre de mi ciudad, pero diferentes motivos relacionados con la salud me obligaron a abortar, una vez más, los planes.

Hace unos cinco meses decidí cogerlo con ganas, fuerza y constancia. Saqué el libro de la estantería y recomencé mi reto con el plan de Running para perezosas, pero sorprendemente tras las dos primeras semanas vi que me encontraba genial y fui capaz de correr 5 kilómetros. Muchas pensaréis que no es tanta la distancia pero a mí me supuso un triunfo. Desde entonces, he seguido corriendo y he aumentado ligeramente la distancia.

Y mis tiempos han mejorado en estas semanas, aunque quien me sigue en redes sociales pueda pensar que éste ha empeorado, no es así. Ahora te explicó el porqué.

Pulsera de actividad

En esta ocasión retomé el running guiándome por la pulsera de actividad. Yo me fie de sus datos hasta que un día corriendo por una zona familiar el dato de la distancia me chirrió. Al día siguiente salí con una app de móvil y comprobé que la pulsera daba error, ¡la distancia no era real!

Aunque me vine abajo porque me sentí estúpida decidí seguir corriendo con la app del móvil hasta que lograra ajustar los parámetros de la pulsera (algo que a día de hoy aún no he conseguido, pero ya proporciona datos más o menos reales). Además, ese día decidí que necesitaba un pulsómetro con GPS (ya te hablaré de cómo fue la búsqueda).

Hábito

Creo, estoy convencida, de que he cogido el hábito, porque todas las semanas desde que retomé el running he corrido al menos dos días. Esto es algo que al pensar en ello me dibuja una sonrisa en la cara porque hacía tiempo, concretamente desde el postparto de la ratona cuando volví a jugar al pádel, que no tenía como hábito un deporte. Espero y confío (sé que en buena parte depende de mí) en que esto dure porque me hace sentir bien y por eso creo que ha nacido una nueva mamá runner.

Además, ahora estoy entrenando con un programa que encontré en Runnics y que me parece realmente apetecible. Esta página cuenta con un plan para hacer cinco kilómetros y otro para correr los 10 en una hora. Yo ahora mismo estoy con el segundo.

Carreras

Sobre participar en carreras, debo apuntar que no me llaman lo más mínimo. De hecho diría que me dan pánico. El simple hecho de pensar en correr rodeada de tanta gente, me genera agobio y además, me genera mucha tensión pensar que puedo ser incapaz de terminar o correr al ritmo al que entreno. Por el momento no tengo pensado correr en grupo, a pesar de que la gente que lo ha experimentado dice que es genial, yo seguiré a mi bola 😀

Eso sí, como me apunto a un bombardeo, hace varias semanas corrí cinco kilómetros solidarios de una carrera muy especial. Cristina Mitre participó en la Maratón de Bostón y yo la acompañé en la distancia desde Valladolid. Salí a la calle con mi dorsal y doné mi distancia al proyecto unoentrecienmil. El importe del dorsal fue íntegramente al proyecto  que investiga la leucemia infantil.

Anímate

Por último, quiero añadir que si yo lo he logrado estoy segura de que tú también puedes hacerlo, sólo tienes que tomar la decisión e ir poco a poco. No podemos pretender correr 5 kilómetros de la noche a la mañana si llevamos tanto tiempo sin hacer nada. Te animo a que lo pruebes y me cuentes. Yo no sé si alguna vez correré una carrera popular, pero bueno a mí me divierte disfrutar de ese tiempo escuchando mi música, la radio o dándole al coco.

Y tú, ¿te animas a correr? ¿Ya eres una mamá runner?

¡Cuéntame! Espero tu opinión al respecto.

You Might Also Like...

6 Comments

  • Reply
    Mónica
    7 agosto, 2017 at 9:10 am

    ¡A por ello Arantxa!

    • Reply
      Arantxa
      20 septiembre, 2017 at 9:57 pm

      Gracias por los ánimos y por haberme metido este gusanillo, que tanta falta me hacía. MuaK!

  • Reply
    Paqui. Mami esto está chuli
    2 agosto, 2017 at 2:39 pm

    A mi me encantaría siempre he sido de hacer mucho deporte y aunque retomé el zumba me falta algo más. Este verano estoy de parón pero septiembre empezará con fuerza

    • Reply
      Arantxa
      6 agosto, 2017 at 11:21 am

      Pues te lo recomiendo. Yo estoy encantada, aunque debo reconocer que hay días muy duros, días en los que me cuesta calzarme las zapatillas y días en los que la cabeza me juega malas pasadas y corro fatal, pero poco a poco sumo km. Anímate!!! Seguro que te hace sentir muy bien.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Muak!

  • Reply
    Anabel Ureña
    2 agosto, 2017 at 12:48 pm

    La verdad es que siempre hay que buscar un momento para nosotras, porque se nos olvida que es importante también, besitos guapa

    • Reply
      Arantxa
      6 agosto, 2017 at 11:22 am

      Totalmente de acuerdo. Mi impresión es que nosotras sacrificamos cosas cuando nos convertimos en madres y eso no puede ser, así que en este ratito yo encuentro mi espacio, mi rato y además me hace sentir bien. Mil gracias por tus palabras.
      Muak!

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies